[Laudes] [Angelus] [Nona] [Vísperas] [Completas] [El Santo Rosario]
[Inicio]

Oficio de lectura
Sábado XXXIV Ordinario

II semana

Martha de Jesús+
1941-2008

Daniel +
1972-2001

INVITATORIO

V. Señor, abre mis labios.
R. Y mi boca proclamará tu alabanza.

Ant Escuchemos la voz del Señor y entremos en su descanso.
[Sal 94] ó [Sal 99] ó [Sal 66] ó [Sal 23]

HIMNO

Muerte, puerto de mi vida,
vida que en mi muerte estás,
como no sé si vendrás
de luna o de sol vestida,
muriendo estoy en mi vida,
viviendo en ti, muerte, estoy;
pues, siendo lo que no soy
y anhelando al que siempre es,
con la inquietud de tus pies,
hacia sus riberas voy.

Tengo contigo una cita
desde siempre, desde Dios;
sólo una señal: adiós
—sobre el corazón escrita—,
es la palabra inaudita
que digo a todas las cosas.
Y cunas, tálamos, fosas
—claro silencio escondido—,
de adioses el pecho herido,
dicen adiós a las rosas. Amén.

SALMODIA

Ant.1 Sólo el Señor hizo grandes maravillas: es eterna
su misericordia.

- Salmo 135-
--I--

Dad gracias al Señor porque es bueno:
porque es eterna su misericordia.

Dad gracias al Dios de los dioses:
porque es eterna su misericordia.

Dad gracias al Señor de los señores:
porque es eterna su misericordia.

Sólo él hizo grandes maravillas:
porque es eterna su misericordia.

Él hizo sabiamente los cielos:
porque es eterna su misericordia.

Él afianzó sobre las aguas la tierra:
porque es eterna su misericordia.

Él hizo lumbreras gigantes:
porque es eterna su misericordia.

El sol que gobierna el día:
porque es eterna su misericordia.

La luna que gobierna la noche:
porque es eterna su misericordia.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Ant.1 Sólo el Señor hizo grandes maravillas: es eterna
su misericordia.

Ant. 2 Con mano poderosa, con brazo extendido, sacó a
Israel de Egipto.

--II--

Él hirió a Egipto en sus primogénitos:
porque es eterna su misericordia.

Y sacó a Israel de aquel país:
porque es eterna su misericordia.

Con mano poderosa, con brazo extendido:
porque es eterna su misericordia.

Él dividió en dos partes el mar Rojo:
porque es eterna su misericordia.

Y condujo por en medio a Israel:
porque es eterna su misericordia.

Arrojó en el mar Rojo al Faraón:
porque es eterna su misericordia.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. 2 Con mano poderosa, con brazo extendido, sacó a
Israel de Egipto.

Ant. 3 Dad gracias al Dios del cielo: él nos libró de
nuestros opresores.

--III--

Guió por el desierto a su pueblo:
porque es eterna su misericordia.

Él hirió a reyes famosos:
porque es eterna su misericordia.

Dio muerte a reyes poderosos:
porque es eterna su misericordia.

A Sijón, rey de los amorreos:
porque es eterna su misericordia.

Ya Hog, rey de Basán:
porque es eterna su misericordia.

Les dio su tierra en heredad:
porque es eterna su misericordia.

En heredad a Israel, su siervo:
porque es eterna su misericordia.

En nuestra humillación se acordó de nosotros:
porque es eterna su misericordia.

Y nos libró de nuestros opresores:
porque es eterna su misericordia.

Él da alimento a todo viviente:
porque es eterna su misericordia.

Dad gracias al Dios del cielo:
porque es eterna su misericordia.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. 3 Dad gracias al Dios del cielo: él nos libró de
nuestros opresores.

VERSÍCULO

V. Señor, enéñame tus camino.
R. Instrúyeme en tus sendas.

PRIMERA LECTURA

Del libró del profeta Daniel
12, 1-13

Esto me dijo el ángel del Señor:

«En aquel tiempo, surgirá Miguel, el gran príncipe
que defiende a los hijos de tu pueblo. Será aquél un tiem-
po de angustia como no habrá habido hasta entonces
otro, desde que existen las naciones. En aquel tiempo,
se salvará tu pueblo: todos aquellos que se encuentren
inscritos en el libro. Muchos de los que duermen en el
polvo de la tierra se despertarán, unos para la vida eter-
na, otros para el oprobio, para el horror eterno. Los doc-
tos brillarán como el fulgor del firmamento, y los que
enseñaron a muchos la justicia, como las estrellas por
toda la eternidad. Y tú, Daniel, guarda en secreto estas
palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos
andarán errantes acá y allá, y la iniquidad aumentará.»

Yo, Daniel, miré y vi a otros dos que estaban de pie
a una y otra parte del río. Uno de ellos dijo al hombre
vestido de lino que estaba sobre las aguas del río:

«¿Cuándo será el cumplimiento de estas maravillas?»

Y oí al hombre vestido de lino, que estaba sobre las
aguas del río, jurar, levantando al cielo la mano derecha
y la izquierda, por aquel que vive eternamente:

«Un tiempo, algunos tiempos y medio tiempo, y to-
das estas cosas se cumplirán cuando desaparezca aquel
que aplasta la fuerza del pueblo santo.»

Yo oí, pero no comprendí. Luego dije:

«Señor mío, ¿cuál será la última de estas cosas?»

Él me dijo:

«Escucha, Daniel: estas palabras están cerradas y se-
lladas hasta el tiempo del fin. Muchos serán lavados,
blanqueados y purificados; los impíos seguirán haciendo
el mal; ningún impío comprenderá nada; sólo los doctos
comprenderán. Contando desde el momento en que sea
abolido el sacrificio perpetuo e instalada la abominación
de la desolación: mil doscientos noventa días. Dichoso
aquel que sepa esperar y alcance mil trescientos treinta
y cinco días. Y tú, vete a descansar; te levantarás para
recibir tu suerte al fin de los días.»

Responsorio

R. Los que alcancen a ser dignos de tener parte en la
resurrección de entre los muertos ya no podrán
morir: * serán como ángeles, serán hijos de Dios,
una vez que hayan resucitado.

V. Dios no es un Dios de muertos, sino de vivos, pues
para él todos viven.

R. Serán como ángeles, serán hijos de Dios, una vez
que hayan resucitado.

SEGUNDA LECTURA

De los Sermones de san Agustín, obispo

Cantemos aquí el Aleluya, aun en medio de nuestras
dificultades, para que podamos luego cantarlo allá, estan-
do ya seguros. ¿Por qué las dificultades actuales? ¿Va-
mos a negarlas, cuando el mismo texto sagrado nos dice:
El hombre está en la tierra cumpliendo un servicio?
¿Vamos a negarlas, cuando leemos también: Velad y
orad, para no caer en la tentación? ¿Vamos a negarlas,
cuando es tan frecuente la tentación, que el mismo Señor
nos manda pedir: Perdona nuestras ofensas, como tam-
bién nosotros perdonamos a los que nos ofenden? Cada
día hemos de pedir perdón, porque cada día hemos ofen-
dido. ¿Pretenderás que estamos seguros, si cada día he-
mos de pedir perdón por los pecados, ayuda para los peli-
gros? Primero decimos, en atención a los pecados pasa-
dos: Perdona nuestras ofensas, como también nosotros
perdonamos a los que nos ofenden; luego añadimos, en
atención a los peligros futuros: No nos dejes caer en ten-
tación. ¿Cómo podemos estar ya seguros en el bien, si
todos juntos pedimos: Líbranos del mal? Mas con todo,
hermanos, aun en medio de este mal, cantemos el Alelu-
ya al Dios bueno que nos libra del mal.

Aun aquí, rodeados de peligros y de tentaciones, rio
dejemos por eso de cantar todos el Aleluya. Fiel es Dios
—dice el Apóstol— para no permitir que seáis tentados
más allá de lo que podéis. Por esto, cantemos también
aquí el Aleluya. El hombre es todavía pecador, pero Dios
es fiel. No dice: «Para no permitir que seáis tentados»,
sino: Para no permitir que seáis tentados más allá de lo
que podéis. Por el contrario, él dispondrá con la misma
tentación el buen resultado de poder resistirla. Has en-
trado en la tentación, pero Dios hará que salgas de ella
indemne; así, a la manera de una vasija de barro, serás
modelado con la predicación y cocido en el fuego de la
tribulación. Cuando entres en la tentación, confía que
saldrás de ella, porque fiel es Dios: el Señor guarda tus
entradas y salidas.

Más adelante, cuando este cuerpo sea hecho inmortal
e incorruptible, cesará toda tentación; porque el cuerpo
ha muerto. ¿Por qué ha muerto? Por causa del pecado.
Pero el espíritu es vida. ¿Por qué? Por la justificación.
Así pues, ¿quedará el cuerpo definitivamente muerto? No,
ciertamente; escucha cómo continúa el texto: Si el Espí-
ritu de aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos
habita en vosotros, el mismo que resucitó a Cristo de
entre los muertos vivificará también vuestros cuerpos
mortales. Ahora tenemos un cuerpo meramente natural,
después lo tendremos espiritual.

¡Feliz el Aleluya que allí entonaremos! Será un Ale-
luya seguro y sin temor, porque allí no habrá ningún
enemigo, no se perderá ningún amigo. Allí, como ahora
aquí, resonarán las alabanzas divinas; pero las de aquí
proceden de los que están aún en dificultades, las de
allá de los que ya están en seguridad; aquí de los que
han de morir, allá de los que han de vivir para siempre;
aquí de los que esperan, allá de los que ya poseen; aquí
de los que están todavía en camino, allá de los que ya han
llegado a la patria.

Por tanto, hermanos míos, cantemos ahora, no para
deleite de nuestro reposo, sino para alivio de nuestro tra-
bajo. Tal como suelen cantar los caminantes: canta, pero
camina; consuélate en el trabajo cantando, pero no te
entregues a la pereza; canta y camina a la vez. ¿Qué
significa camina? Adelanta, pero en el bien. Porque hay
algunos, como dice el Apóstol, que adelantan de mal en
peor. Tú, si adelantas, caminas; pero adelanta en el bien,
en la fe verdadera, en las buenas costumbres; canta y
camina.

Responsorio

R. Tus plazas, Jerusalén, están pavimentadas de oro
puro, y en tus puertas se entonarán cantos de ale-
gría. * Y todas tus casas cantarán: «Aleluya».

V. Brillarás cual luz de lámpara y pueblos numerosos
vendrán a ti de lejos.

R. Y todas tus casas cantarán: «Aleluya».

ORACIÓN.

Oremos:
Mueve, Señor, nuestros corazones, para que corres-
pondamos con mayor generosidad a la acción de tu gra-
cia, y recibamos en mayor abundancia la ayuda de tu
bondad. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

CONCLUSIÓN.

V. Bendigamos al Señor.
R, Demos gracias a Dios.

Donativos

Esta página fue digitalizada por
El Equipo de oficiodivino.com
oficiodivino@hotmail.com

En Twitter: @oficiodivinomx

En YouTube: oficiodivino

Si deseas ayudarnos:
[Tu ayuda]

2020

[Laudes] [Angelus] [Nona] [Vísperas] [Completas] [El Santo Rosario]
[Inicio]